Los mejores modelos de lonas para trampolín

Junto a los mulles, la lona de salto para trampolín es sin duda el elemento principal que más deterioro puede sufrir durante su vida útil.

La acción repetida de saltos, exposición al clima y mal uso de su peso máximo, podrían conllevar a reemplazarla.

Por este motivo, resulta esencial saber lo que debes buscar para encontrar una pieza que te ofrezca la durabilidad que necesitas.

¿Cómo elegir una lona para trampolín?

Problemas cómo roturas, deshilachados, agujeros y la poca elasticidad exigen un cambio de la lona para mini trampolín o de cualquier tamaño.

Para ello, te aconsejamos que busques un repuesto bien cosido (8 veces o más), de un material duradero como polietileno (PE), reforzada para evitar desgarros, que pueda soportar los rayo UV y las condiciones externas.

Recuerda que los muelles son los responsables de soportar el peso, ya que la lona elástica para trampolín es bastante flexible.

En este sentido, la alfombra de salto debe contar con ojales de acero galvanizado para una buena sujeción.

Y siempre ten presente las dimensiones correctas para evitar comprar una pieza que no encaje correctamente.

Las ventajas de una lona de trampolín

Sea que requieras comprar una lona de mini trampolín, cama elástica para niños, uno de tamaño familiar o de una cama elástica para fitness debes saber que, a pesar de sus características, el uso continuo y la falta de mantenimiento harán que requiera un repuesto.

¿Por qué comprar una lona de trampolín?

Contar con un recambio de lona para cama elástica puede ser una buena inversión si se pretende tener el trampolín por mucho tiempo.

Tanto para niños mayores de 6 años (edad recomendada para usarlas) como para quienes se ejercitan en ella, es aconsejable tener un respaldo adecuado.

Es difícil saber cuánto puede durar la lona de salto sin presentar algún deterioro por desgaste, uso incorrecto o el efecto de los elementos.

Para estos casos, recomendamos tener un modelo de una marca reconocida para disponer de este recambio actualizado cuando más lo necesites.

¿Cuál es la mejor lona de trampolín?

Ampel 24 lona de salto para cama elástica

Indicada para cualquier clase de trampolín, este recambio de lona para cama elástica cuenta con un acabado de primera.

Esta pieza de color negro tiene unas dimensiones que se ajustan a diámetros que van desde 183 cm hasta 490 cm.

Puede tener de 36 a 120 ojales de acero galvanizado para muelles, incluye un cosido doble x 10, resiste los rayos UV y está hecha de PVC y PP, lo que la hace bastante durable.

Más sobre este producto

Alfrombra de salto para trampolín

También en negro, este repuesto de lona para cama elástica está disponible en 2 tamaños: 183-185 cm (100 kg de peso máximo) con 36 aperturas para muelles y 490 cm (160 kg de carga máxima) con 96 ojales de acero galvanizado.

Fabricada en polipropileno de alta resistencia, resiste bien el clima externo, tiene protección UV y soporta bien el uso continuo.

Descubre más sobre este producto

L-T-400 estera de salto para trampolín

Fabricada en Estados Unidos, esta lona elástica para trampolín negra está indicada para productos de jardín entre 183 y 400 cm de diámetro.

Este modelo en particular ha sido diseñado para una cantidad máxima de 84 muelles (retraídos) que tengan una longitud máxima de 16,5 cm. Fabricada en polietileno resistente y cuenta con protección UV.

Sin la lona de salto para trampolín, no hay diversión. Cuídala bien para que no tengas que reemplazarla con frecuencia.

Ver más información

Comparativo actualizado el 05 de diciembre del 2019

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 2 votos - nota: 5,00 sobre 5